La señal de vaca en nuestra red vial