Los colores de la reconección